Sheila Martín Dental

retraccion gingival

La retracción o recesión de las encías (retracción gingival)

¿Encías retraídas, Qué es?

Es un trastorno bastante común que consiste en el retroceso del tejido de las encías y, pone al descubierto la parte interna de los dientes (esa que antes estaba tapada por la encía).

Aparece de manera gradual y, en un principio, suele pasar desapercibido.

Síntomas de la recesión de las encías

Existen diferentes señales que son claros síntomas de la retracción gingival, algunos de los más habituales son:

  • El sangrado de las encías durante el cepillado.

  • Mal aliento (halitosis).

  • La inflamación o enrojecimiento de las encías.

  • Sensibilidad en la ingesta de líquidos o alimentos, tanto fríos como calientes.

  • Dolor en las encías.

  • En casos muy extremos, por la caída de los dientes.

 

Causas de la recesión gingival

  • Falta de higiene bucal: las bacterias que hay en nuestra boca producen la placa dental cuando están en contacto con los alimentos que tomamos. Si no la eliminamos, se endurece, formando el sarro que produce las enfermedades periodontales.

  • Factores biológicos: al igual que hay múltiples patologías que pueden ser hereditarias, sucede lo mismo con esta, la genética y los antecedentes familiares son también otra de las causas por las que se retraen las encías.

  • Técnica de cepillado deficiente o demasiado intensa: la falta de higiene es una de las causas principales, pero el exceso también puede serlo. Cepillar los dientes con demasiada fuerza provoca a largo plazo que se vayan dañando hasta el punto de comenzar a desaparecer.

  • Hábitos inadecuados: como el consumo de tabaco, que está demostrado que no es bueno para la salud y, puede provocar la retracción de las encías, ya que el paciente es más vulnerable a las infecciones periodontales. Otra de las causas es el hábito de rechinar los dientes (bruxismo).
  • Mal posicionamiento de los dientes: cuando los dientes no están alineados hay un mayor riesgo en las enfermedades periodontales y pueden aparecer molestias al morder o masticar con normalidad y un desgaste prematuro en algunas zonas.
  • Traumatismos: los golpes en la boca también pueden generar recesión debido al daño sobre los dientes y los tejidos que los rodean.

  • Perforaciones en la boca: los piercings en los labios y la lengua pueden afectar la encía debido al contacto entre ellos.
  • Uso de algunos medicamentos: como aquellos medicamentos que producen sequedad en la boca. Al reducirse la cantidad de saliva o perjudicarse su calidad, los dientes y las encías se ven deteriorados, ya que esta se encarga de controlar la proliferación de bacterias y hongos.
  • Diabetes: cuando no se controla, el soporte de los huesos que sostienen los dientes se ve reducido. Además de aparecer infecciones en las encías, también se retraen hasta poder llegar a perder las piezas dentales.

 

retraccion gingival

¿Cuál es el mejor tratamiento para la retracción de las encías?

La prevención. Algunas de las medidas a tener en cuenta son:

  • Utilizar un cepillo de dientes suave.
  • Visitar al dentista por lo menos una vez al año.
  • Adoptar una técnica correcta en el cepillado y hacerlo mínimo dos veces al día, siempre siguiendo las instrucciones de su dentista.

 

*Ten en cuenta que las encías no vuelven a crecer, de no tratarse, puede causar problemas serios, que empiezan por dejar paulatinamente al aire las raíces y que puede acabar con la caída de los dientes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Reservar cita